La navidad y los regalos se acercan, y nuestros peludos también tienen derecho al regalo de la vida. Es por ello que como el primer sábado de cada mes, fuimos a hacer recogida de pienso al Kiwoko.

La gente nos donó hasta 885 kg llenos de amor. Además, pudieron conocer a dos preciosos gatitos y tres perros de la Protectora.

Muchas gracias a todos los que pusieron un granito de arena y se acercaron a hablar con nosotros.

En estas fechas familiares, ellos también necesitan una familia y un hogar calentito y lleno de amor. ¡Adopta!